La calidad de la información en Internet puede ser mucho mejor

PastedGraphic-1Es dramático el estado de desinformación y confusión que produce la mala práctica de no verificar y validar las fuentes de las informaciones que aparecen en Internet, no sólo en materia de noticias, sino también en Blogs y redes sociales.

¿Por qué tantas personas no se hacen la pregunta más sencilla: “¿quién dice esto?”?

En Internet presumimos más cosas de las que se deben y tendemos a conformarnos con la primera versión de lo que leemos. Sobre todo, si reafirman nuestra propia opinión o prejuicio sobre un tema o acontecimiento.

Damos por sentada su validez cuando vienen de fuentes que están “alineadas” con nuestros propios paradigmas. Esa manera de consumir información, lejos de enriquecernos, nos limita.

¿Por qué no cultivar la curiosidad de revisar el origen de una información, especialmente cuando vamos a promover un artículo en Facebook o Twitter, o cuando hacemos citas en un Blog?

En Internet debemos regresar a algunos esquemas básicos de comunicación presencial. Muchos tuiteros hacen RT de mensajes delicados, que involucran datos, confesiones, acusaciones o rumores, sin validar el origen y la confiabilidad del mismo.

Claro, es comprensible la comodidad de hacer RT de una noticia publicada por un medio de comunicación social que cuenta con una importante trayectoria de confiabilidad.

Pero hay sitios web que parecen medios confiables y no lo son. Basta con revisar algunos datos para confirmar que son sitios que plagian información. No tienen a la vista el nombre formal de un autor, no tienen fecha y no indican claramente de dónde sacan sus afirmaciones.

Es cierto que buena parte de “la magia” de Internet y las redes sociales viene dada por la libertad de expresión, su inmediatez y su masificación. De manera que esta reflexión no trata de adversar estas cualidades, ni busca promover un pesado rigor investigativo a la hora de retuitear, publicar o suscribir algo.

Pero la calidad de la información que circula en la Web sería mucho mejor si tuviéramos presentes estas consideraciones:

1. No asumas que todo lo que aparece en Internet es cierto. La Web es un espacio virtual donde la libertad de expresarse es una ventaja que muchas veces atenta contra la veracidad.

(Atención: al hablar de veracidad no se trata de quién tiene la verdad. Esa es una cualidad siempre discutible. Hablamos de conocer y poder verificar el origen de una información. Cuando un internauta toma en cuenta la importancia de saber de dónde proviene una información, su credibilidad aumenta.)

2. Comprende el riesgo que implica promover mentiras. Recuerda que existe todo tipo de informaciones en línea. Unas son confiables, pero otras son falsas y algunas peligrosas. Para poder distinguirlas hay que buscar la fuente de su origen. Verificar las fuentes y datos nos permite interactuar de forma responsable en la red y evita el riesgo de tomar decisiones con base en informaciones falsas.

3. Para más credibilidad, no es suficiente que del autor sólo se diga que es “elperucho2000”. Tendría que indicar su nombre formal, incluir un link hacia el perfil del mismo, y mostrar claramente la fecha de la publicación.

4. Ten cuidado con los sitios web y Blogs que plagian artículos y noticias que fueron previamente publicadas en otros sitios, y ni siquiera lo indican con claridad. Algunos ponen un link general, casi “escondido”, pero no el que corresponde a la fuente original.

5. Consulta siempre quién o quiénes son los responsables del sitio, su equipo editor, el autor, la institución, la empresa u organización responsable de esos contenidos, sus especialidades y su experiencia. Ten presente que abundan los sitios abandonados que resultan inútiles como fuentes de información válida.

6. Verifica los enlaces que tiene un artículo o noticia y navégalos. Su validez nos habla mucho del tipo de sitio, sus intenciones, intereses y características (¿recuerdas el refrán “dime con quién andas y te diré quién eres”?).

7. Revisa los comentarios que otros realicen en esa página. En muchos casos, las opiniones públicas de otros internautas, sus reclamos o sugerencias, brindan referencias para ayudarnos a saber dónde estamos.

8. No confíes ciegamente en las informaciones en donde constantemente se realizan generalizaciones y no citan cifras, ni estudios o investigaciones. “Todos”, “ninguno”, “la mayoría”, “nadie”, “nunca” o “siempre” no son estadísticas.

9. No te conformes solamente con los titulares, las fotos o los videos altamente emocionales y conmovedores. Debemos ser curiosos, usar la razón y buscar datos clave que avalen esa primera impresión que recibimos.

10. Especialmente en caso de noticias, lo ideal es buscar información en varios sitios distintos, y no quedarnos con lo primero que encontremos. En el mismo sentido, a veces conviene consultar a otras personas, confiables y respetables, si conocen el sitio o qué opinan de determinada información aparecida en Internet.

¿Qué opinas sobre la importancia de validar en ciertos casos la información que circula en Internet?… ¿Qué otras razones agregarías?…

This entry was posted in Casos. Bookmark the permalink.

5 Responses to La calidad de la información en Internet puede ser mucho mejor

  1. Pingback: Beneficios de verificar las fuentes de información en Internet | Diálogo 2 punto 0

  2. Juan Bautista Massolo says:

    Muy buen artículo. Es un buen resumen y toca todos los puntos principales para ayudar a evitar la propagación de información falsa.
    Mi humilde aporte para ayudar a mejorar la calidad de la información: “ciégamente” y “sólamente” no llevan tilde.
    Saludos.

    • Estimado Juan Bautista, buenas tardes. Gracias por tu tiempo para leer el artículo. Me alegra mucho saber que te ha parecido interesante. Igualmente te agradezco la precisión ortográfica que nos has hecho. Es una gran gentileza de tu parte. La vamos a corregir de inmediato. Saludos cordiales.

  3. MARTHA CAZANAS GOMEZ says:

    Me pareció muy útil esta información. Siempre nos vamos por lo primero que consultamos y no verificamos la autenticidad de la información.

Comments are closed.